NUESTRA SEÑORA DE LOS MILAGROS

 

La venerada imagen de la Virgen de los Milagros es una escultura del siglo XIII, ala que se le han realizado reformas posteriores.

 

La imagen de Santa María de los Milagros se presenta ahora como una imagen de vestir, con rostros moreno y el Niño Jesús en los brazos. Esta apariencia es del siglo XVI.

 

El color moreno del rostro no es el primitivo, sino que se le añadió siguiendo la tendencia de la época. La causa parece ser la llegada a Occidente de unos iconos en el siglo XIV en los que aparecía la Virgen como morena. Esto se atribuyó a las palabras del Cantar de los Cantares “soy morena pero hermosa”.

 

Era una imagen sedente con el Niño Jesús en su regazo. En 1691 se produce la transformación de la imagen tal como la conocemos hoy, recubriéndola con un traje de plata, obsequio de los duques de Medinaceli.

 

La Virgen de los Milagros está reconocida como Patrona y Titular de El Puerto de Santa María, en cuyo escudo de armas figura desde tiempo inmemorial sobre un castillo.

 

La coronación canónica de la imagen fue efectuada por el Cardenal Enrique Almaraz, Arzobispo de Sevilla, a cuya diócesis perteneció El Puerto hasta 1980, el 8 de Septiembre de 1916, por breve de SS Benedicto XV. Fue la primera imagen coronada de la provincia de Cádiz.

 

Reseña histórica

 

Bajo el dominio musulmán la población se llamaba Alcanate. Fue cedida por los moros de Jerez al rey Alfonso X que procedió a cristianizarla.

 

Según la tradición, una aparición de la Virgen al rey Alfonso X el Sabio hace que éste pueda tomar a los moros la ciudad, llamada por aquel entonces Alcanate. Cuenta la leyenda que el rey contaba con muy pocos hombres para tomar la ciudad y está muy preocupado por ello. Entonces ocurrió el milagro: la Virgen se le apareció sobre la torre del castillo y le instó a entrar en la población guiado por ella. El rey tomó la ciudad.

 

Esta tradición se refleja en el escudo da la ciudad: la Virgen sobre el castillo.

 

Un hecho desconocido pero al que se atribuye carácter milagroso, hace que sus habitantes cambien el nombre de Alcanate por el de Puerto de Santa María.

 

El rey escribió a Santa María unos poemas, las Cantigas, exaltando con ello su devoción por ella. Construyó un santuario fortificado, actual castillo de San Marcos y se lo dedicó a Santa María. Este santuario se convierte en lugar de peregrinación y ofrendas debido a los innumerables prodigios y milagros atribuidos a Nuestra Señora.

 

Posteriormente se construye extramuros, en un lugar llamado “el Pozo Santo”, una iglesia de mayores proporciones, ya que el santuario se había quedado pequeño por la afluencia de fieles y peregrinos.

 

Ubicación. Templo. Capilla

 

La Virgen tiene su capilla en la Iglesia Mayor Prioral. La Iglesia Mayor Prioral consta de tres naves con bóvedas nervadas y otras dos naves más para capillas. Tiene amago de crucero y ábside pentagonal.

 

La Archicofradía y Esclavitud cedió el suelo para una capilla propia el 10 de Febrero de 1606 a la cabecera de la nave del Evangelio de la Iglesia, por ser la imagen de Santa María de los Milagros una de las de más devoción, milagros y antigüedad de toda España. La capilla se acabó en 1620. Consta de capilla, camarín con bóveda, escalera de acceso y sacristía propia.

 

La capilla estuvo bajo el patronato de Filiberto de Saboya, Príncipe Generalísimo de la Mar y Gran Prior de San Juan, representado por el Duque de Fernandina.

 

Retablo

 

La capilla está presidida por un retablo de estilo barroco, del siglo XVII, de la escuela de Pedro Cornejo. En la hornacina central se encuentra la imagen de la Patrona, la Santísima Virgen de los Milagros.

 

Camarín

 

Construido por D. Juan de Silva, con amplia escalera de acceso. En la sacristía de la capilla está enterrado Fray Clemente del Purgatorio, muerto en olor de santidad.

 

La invasión anglo-holandesa y la guerra de la Independencia contribuye a mermar el tesoro artístico de la Iglesia de Nuestra Señora de los Milagros, si bien aún conserva numerosas obras de arte y el joyero de la imagen.

 

Los cultos

 

La Virgen de los Milagros tiene numerosos momentos de culto importantes a lo largo del año. La procesión y la octava el día de la Patrona, así como las misas solemnes el día de su celebración.

 

El día anterior a su fiesta se recogen las flores que todos los fieles le llevan para adornarla en su salida procesional.

 

Durante el mes de mayo se celebra una novena en su honor.

 

Una vez al año se celebra la presentación de los niños que se han bautizado a lo largo del año ante la Patrona, poniéndolo bajo su manto pidiendo a la Virgen que los proteja.

 

Además, durante todo el año se celebran misas todos los sábados.

 

La fiesta de la Patrona: procesión y octava.

 

La Virgen procesiona por las calles de la ciudad en la tarde del 8 de Septiembre, fiesta de la Natividad de María, en una andas de plata labrada en 1835.

 

Se dispone en las calles principales por donde procesiona un manto de sal y serrín coloreado.

 

Este trabajo se hace el día y la madrugada anterior a su salida procesional por numerosos voluntarios.

 

A la Virgen de los Milagros se le rezan diferentes oraciones, pero especialmente “Bendita sea tu pureza” y los “Gozos a la Santísima Virgen”.

 

Como Patrona de la ciudad numerosos lugares de la ciudad llevan su nombre, bien sean calles, barrios o empresas. Algunos sitios del Puerto donde está representada la Virgen de los Milagros:

 

Hornacina del Hospitalito

Placa en la fachada de la iglesia

Fachada de la iglesia

Hornacina esquina C/ Comedias – Fernán Caballero